Desfile de ropa para perro en Santander

¿Ropita sí o ropita no? No es una pregunta caprichosa. Los perros de raza pequeña, en una ciudad húmeda y fría como Santander, necesitan que los protejamos de las inclemencias del tiempo. Algunos podrían no querer ni salir a la calle y con razón: ¿te imaginas salir en bañador por Cantabria, en pleno otoño o invierno?
También los perros de pelo largo tienden a mojarse más de lo normal y un buen impermeable, como los que tenemos para tu fiel amigo, le evitarán caladuras innecesarias y a ti el trabajo extra de bañarle, secarle y cepillarle.

Hoy tendremos un desfile de abrigos para perros con Tina, nuestra mejor modelo canina. En Jungla Santander tenemos todo lo que tu mejor amigo necesita, para pasar el frío y la lluvia.

Qué tímida soy… Pero tengo que hacer esto. Por mi dueño y por todos los perretes de Santander, para que no pasen más frío ni se mojen. 
¡Que nieve si quiere, que estoy preparada! 
La mejor manera de limpiar y secar a tu perro es evitar que se manche y se moje. Con un buen abrigo lo solucionamos todo. 
Luces… Cámaras… ¡Accion! 
Uy, qué nervios… Espero que después de este desfile no me paren mucho por Santander… 
Este collar tan transgresor le quedaría fenomenal a mi novio, que es un macarrilla. 
Vayas donde vayas, llévame contigo.
Estoy in love con esta correa tan cuqui. 
Bueno, ¿que? ¿Ya soy una auténtica STV (de Santander de Toda la Vida)? 
Con este jersey estoy preparada para dar hasta un paseo por la playa del Sardinero. 
No sé si Santander está preparada para tanta modernidad. 
Aunque una es clásica, hay que tener ese toque de sport. 
En esta camita se duerme de maravilla. No merezco menos. 
Ser mascota de Jungla Santander es agotador. Voy a echarme una siestita. 
¿Hemos acabado la sesión de fotos? Necesito un break. 
Lo único malo de este abrigo es que no me puedo comer los huesitos.

¿Tienes ya hecha la carta de tu mascota a los Reyes Magos? 

«Queridos Reyes: este año me he portado de maravilla. Espero que me traigais los juguetes más chulos de Jungla Santander».

Correas y collares rositas, para ir a la última moda. 
Algo me dice que estos estampados se van a llevar mucho este otoño-invierno en Santander. 
Querido amigo: no me dejes sin mi abrigo este invierno o NO saldré a la calle. ¡Santander es muy fresco y llueve mucho! 
Esto sí que es una camita para echar mis siestas a para suelta.
Nada como ver la lluvia desde el calorcito de mi cesta. 
Parece que nuestra última clienta no va demasiado feliz en este trolley, pero es normal en mascotas que aún no se han familiarizado con su cama o trasportín.
Me encanta ir con Roberto a todas partes. Así le puedo cuidar las espaldas. 
Es posible que al principio me cueste entrar en la camita o bolso/mochila. ¡No olvides motivarme con un snack de premio!